Hakuna

¿QUIENES SOMOS?

Somos cristianos que juntos seguimos a Cristo compartiendo un estilo de vida que aprendemos arrodillados ante Cristo Hostia. Y así aprendemos a vivir alegremente arrodillados ante el prójimo, ante la vida y ante el mundo. Como dice el Papa Francisco, “adorar y servir: dos actitudes que no se pueden separar, sino que deben ir siempre juntas”.

Creamos espacios de vida –nuestras actividades – en las que contagiamos la Vida. Disfrutamos de todo –aun de lo que el mundo desprecia – porque todo es bueno, y así glorificamos a Dios. Deseamos colaborar con el Espíritu para transfigurar todas las realidades. Tenemos el empeño de vivir con alegre cara de resucitados. Queremos hacer de la vida una fiesta, y hacer de las fiestas momentos de Vida.

Nos expresamos habitualmente con música: vivimos lo que cantamos, y cantamos lo que vivimos. También con música queremos recordar al mundo la belleza de la vida, y mostrarles la belleza de Cristo.

Los Grupos Hakuna van surgiendo en distintas ciudades e iglesias. Existen Grupos de universitarios, de jóvenes profesionales, frontera (así se designa a los grupos que forman las parejas que están cerca de celebrar su matrimonio o casados recientemente), y de matrimonios.

¿QUÉ HACEMOS?

Fomentamos que nuestro seguimiento de Cristo, esté enriquecido con estas expresiones concreta:

Sonreír cada día a todas las personas con las que nos crucemos, mirar a los ojos a quienes tratemos.

-Dedicar con frecuencia tiempo y corazón a los que sufren.

-Comenzar cada día con un momento de oración en el que agradecer el don de la vida, y ofrecernos a Cristo para que viva y actúe entre los hombres ese día sirviéndose de nosotros. Y rezar todos los días todos por todos.

-Cuidar un sagrario: escoger uno, el que se quiera, y de alguna manera hacernos cargo de que ese sagrario reciba cuidados y cariño.

-Participar de las Horas Santas, y fomentarlas allí donde nos encontremos.

-Habitualmente estar leyendo un libro que nos forme como cristiano. Y leer cada día el evangelio del día, meditándolo.

-En el trabajo, fiestas y espacios de diversión, abrir los ojos para quienes están sedientos de amor, y ofrecernos a Cristo para ser manantial de su agua pura.

Prohibido no disfrutar de seguir a Cristo, especialmente en las fiestas y espacios de diversión.

-Buscar una persona que nos acompañe espiritualmente.

Disfrutar y crecer de la vida de Cristo participando de la vida de los Sacramentos de la Confesión y la Eucaristía de manera frecuente.

-Cuidar a María, madre de Hakuna, y acabar el día con un piropo, oración o canción a la Virgen María.

¿DÓNDE NOS PUEDES ENCONTRAR?

Hora Santa; todos los miércoles a las 20:30h

Iglesia del Salvador de Alcoy- Carrer Entenza 80

CONTACTO

A %d blogueros les gusta esto: